Ingredientes


Para 30 Unidades
  • Huevos – 4 Medianos
  • Esencia de vainilla – 5ml
  • Yogur griego natural o Skyr (espeso) – 45 g
  • Aceite de oliva virgen extra o girasol – 5gr.
  • Copos de avena finos – 200gr.
  • Sal (una pizca) – 1gr.
  • Semillas de chía (opcional) – 5gr.
  • Canela molida – 2gr.

Hoy os traemos una alternativa ideal a los típicos alimentos procesados para estas fechas tan señaladas. En estas fechas nos reunimos con nuestra familia o amig@s, y es común abusar de los tan típicos “Polvores”, “Mantecados”, “Alfajores”, etc, aunque estos productos son típicos, no debemos abusar de ellos.

Estas fantásticas galletas son perfectas para estas fechas y para cualquier época del año ya que es una receta perfecta para acompañar cualquier desayuno, merienda o picoteo nutritivo a cualquier hora del dia. Aconsejamos guardar dichas galletas en un tarro o caja bonita para hacerlo más atractivo y así llamar la atención a los más pequeños. Al no contener ningun tipo de endulzante pueden resultar sosas a los que esten acostumbrados a la reposteria con azucar o edulcorantes, pero os restamos a probarlas. Al no ser dulces dan mucho juego a la hora de servirlas, ya que pueden ser acompañadas de salados como queso, aguacate, cremas de cacahuetes, u 

No llevan ningún tipo de endulzante por lo que pueden resultar sosas a los que estén muy habituados a la repostería con azúcar o edulcorantes, pero os animo a acostumbrar poco el paladar. Al no ser dulces nos dan mucho juego a la hora de servirlas, pues también podemos tomarlas con un acompañamiento salado, como queso, aguacate, crema de cacahuete o hummus.

 

Cómo hacer galletas de avena y yogur sin azúcar

Dificultad: Fácil
  • Tiempo total 35m.
  • Elaboración 20m.
  • Cocción 15m.

Precalentar el horno a 180ºC y preparar un par de bandejas con papel de horno o una lámina de hornear de silicona.

Disponer en un recipiente mediano los huevos con la vainilla y batir con unas varillas. Añadir el yogur -que esté bien escurrido, cuanto más denso y espeso mejor-, el aceite y la sal, y batir un poco más.

Agregar los copos de avena y mezclar. Incorporar la canela molida y las semillas de chía -al gusto, se pueden sustituir por otras semillas o incluso por frutos secos picados-. Combinar bien hasta tener una masa homogénea, húmeda pero maleable.

Formar las galletas tomando porciones con ayuda de un par de cucharillas. Con las manos humedecidas o un tenedor humedecido podemos aplastarlas o darles forma. Si las dejamos más finas nos quedarán más crujientes. No crecen en el horno.

Hornear durante unos 15-20 minutos, hasta que se hayan dorado y empiecen a tostarse un poco, con cuidado de que no se quemen. Dejar enfriar completamente sobre una rejilla.

Con qué acompañar las galletas de avena

Tal y como comentaba al principio, estas galletas de avena y yogur sin azúcar son muy versátiles a la hora de tomarlas, perfectas para el desayuno o recargar energías en la merienda. En un recipiente hermético aguantan bien varios días. Podemos hacer porciones mucho más grandes y planas para transformarlas en una especie de tortitas que podemos coronar con queso fresco, un paté vegetal o fruta fresca.